Güertesita gaditana

La “güertesita gaditana” es un paseo tranquilo, relajado y sin prisas de ningún tipo. Es entregarse al tiempo y a las calles sin ningún tipo de agobio, improvisando el recorrido sobre la marcha. Es el placer de poner las manos en la espalda y dejarse llevar por la cuesta abajo, por el levante, por el poniente o por las obras a nuestro paso dejando que el “si se encarta” sea quien tome las decisiones.
Por eso lo hacemos cuando te apetezca y por eso el aforo no puede ser más que el que quepa en una casapuerta o en la esquina de una barra.